Jump to content

Marsans ya decidió dejarle Aerolíneas y Austral al Estado


F-BVFA

Recommended Posts

Lunes 14 de julio de 2008

 

El grupo Marsans, dueño de Aerolíneas Argentinas y Austral, ya resolvió irse del país. El Estado se quedará con las dos compañías aéreas. Desde hoy, empezarán a discutir el valor de las acciones y el modo en que se hará la transacción. Pero ambas decisiones son irreversibles. La información fue dada anoche a LA NACION por fuentes de ambos lados de la negociación. Se trata de una vieja pretensión de la administración kirchnerista, que ya logró participación estatal en sectores como el Correo, los aeropuertos, el servicio de agua potable y los servicios ferroviarios (ver aparte). Para normalizar las operaciones aéreas, se deberán desembolsar unos US$ 100 millones.

 

El Poder Ejecutivo mandará en los próximos días al Congreso un proyecto de ley de nacionalización. Si el Gobierno se pone de acuerdo con la empresa en las condiciones generales de la operación, será sólo un trámite que deberá tratar la Comisión de Seguimiento de las Privatizaciones: habrá que modificar las condiciones del pliego, que aseguraron en su momento que el Estado no volvería a comprar la compañía. Si no hay acuerdo, el proyecto se enviará, pero con términos propios de una expropiación.

 

En la Casa Rosada se cuidan de no decir palabras que recuerden a Hugo Chávez. "Nunca vamos a hablar de expropiación", dijo a LA NACION un funcionario. En la intimidad, en cambio, se reconoce que se trata de eso. Algunos miembros del Poder Ejecutivo se resisten todavía al proceso y dicen que, en rigor, lo que se hará es buscarle a la firma un comprador. Pero reconocen que será difícil interesar a alguien. Lo admitió en voz baja un hombre del Gobierno: "Aerolíneas es una gorda fea: hay que ponerla linda para conseguirle novio".

 

La pelea empezará hoy, con reuniones de las que participarán, por el Estado argentino, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; el secretario legal y técnico, Carlos Zannini, y el secretario de Transporte, Ricardo Jaime. Por la empresa, el presidente del directorio, Horacio Fargosi, y el gerente financiero corporativo del grupo Marsans, Víctor Muñoz, un español enviado por los accionistas Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán.

 

Ayer volvió a ser otro día complicado para las operaciones de la línea aérea, con cancelaciones y reprogramaciones de vuelos (ver Información General).

 

Pascual y Díaz Ferrán seguían anoche en España y no piensan volver a la Argentina. Están con bronca y dicen, en reuniones reservadas, que el grupo fue expulsado del país. Ya tienen decidido vender la empresa, que representa apenas un 11% de la facturación de Marsans. Lo terminaron de resolver, en rigor, hace algunos días, cuando no consiguieron que los bancos Nación y Galicia les dieran los créditos con que venían pagando los salarios desde hacía varios meses. Aerolíneas se peleó con los bancos. La historia tiene versiones distintas de cada lado.

 

La empresa se queja de que se le haya cortado el financiamiento justo en momentos en que sus condiciones económicas habían mejorado: poco después de haber recibido el aumento tarifario del Gobierno. A pesar de todo, dicen los españoles, los bancos pidieron más garantías y no se conformaron con las presentadas por la compañía. Advierten, entonces, aquí, parte de un supuesto complot encabezado por el Gobierno, que presionó tanto a los bancos como a los gremios.

 

Desde el sector financiero dicen otra cosa. Explican que, en realidad, los préstamos eran a la Secretaría de Transporte, no a la empresa, y era esa dependencia la que pagaba los salarios desde comienzos de año.

 

Según esta versión, Marsans les pidió hace poco más de un mes a los bancos que le dieran el crédito directamente a la compañía. Lo rechazaron, dicen, por dos razones: las garantías no convencían y quisieron, además, evitar un conflicto con la secretaría que conduce Ricardo Jaime.

 

Ambas versiones terminan en lo mismo: Aerolíneas se quedó sin fondos para pagar los sueldos de junio, que cubrió el Estado. En seguida, como casi siempre en los últimos meses, sobrevinieron las protestas sindicales, las cancelaciones de vuelos y las quejas de los pasajeros.

 

Las negociaciones entre el Gobierno y la empresa tuvieron un fuerte choque en la tarde del viernes, en los despachos de Zannini y de Jaime. Zannini es, desde los tiempos de Santa Cruz, el cerebro jurídico del kirchnerismo. Desde el Gobierno se le exigió a la compañía que, en el documento conjunto de transacción, explicara que decidía vender por las dificultades que enfrentaba el grupo. Marsans, en cambio, quiere sólo un documento de venta comercial.

 

La firma del acuerdo debe incluir la cesión de todas las acciones al Estado, incorporar una comisión conjunta para discutir el valor (con dos directores por cada parte) y designar un director ejecutivo para la empresa.

 

El valor de la compañía podría determinarse en un plazo de entre dos y tres meses. Intervendrán un tribunal de tasación, un grupo privado que elegirá Marsans y, si persiste la discusión, un veedor neutral.

 

La contienda más escabrosa será por el valor de Aerolíneas. La empresa dice que tiene una deuda vencida de US$ 200 millones; el Gobierno, en cambio, incluye la deuda contraída hacia el futuro con lo que se les debe pagar a las empresas que le alquilan los aviones: eso llevaría el pasivo a más de US$ 800 millones. Austral, en cambio, tiene un proceso más sencillo porque no está concursada. En el sector aeronáutico estiman su valor en unos US$ 400 millones.

 

240 millones de dólares

 

* Es la deuda de Aerolíneas, según su dueño español.

 

890 millones de dólares

 

* Es la deuda calculada por el gobierno argentino.

 

400 millones de dólares

 

* Es el valor en el que, se calcula, podría venderse Austral.

 

Por Francisco Olivera

De la Redacción de LA NACION

 

Fonte: La Nacion

Link to comment
Share on other sites

Guest SkyMember
E com isso, para quem vão os A380 encomendados pelo grupo Marsans? A AR não ia herdar de 4?

 

Não, o Marsans encomendou 4 A380 sendo 2 para Air Comet e 2 para Aerolineas Argentinas.

Link to comment
Share on other sites

Guest SkyMember

Grupo espanhol decide sair de Aerolíneas Argentinas e negocia venda

da France Presse, em Madri

 

O grupo espanhol Marsans, proprietário da empresa Aerolíneas Argentinas, decidiu sair da companhia aérea e negocia com o governo argentino a venda da empresa, informaram fontes do grupo à AFP.

 

"A decisão de sair está tomada e agora se busca uma saída acordada", disseram as fontes do grupo espanhol, que se limitaram a afirmar que estão em "fase de negociação".

 

Segundo essas fontes, o objetivo é chegar a um acordo que seja o melhor possível para todos, sem detalhar o que as partes buscam com a negociação.

 

Segundo o jornal espanhol "El País", o governo de Cristina Kirchner e o grupo Marsans chegaram a "um princípio de acordo para que hoje (segunda-feira) ou amanhã seja feita a transferência das ações que o grupo espanhol tem na Aerolíneas e na empresa de vôos nacionais Austral".

 

"Mais a frente, se definirá se a empresa voltará a ser privatizada ou ficará em mãos públicas, como aconteceu com outros casos no governo Néstor Kirchner (2003-2007)", informou o jornal.

 

A Marsans é proprietária de 94,4% da Aerolíneas e de 97% da filial Austral, enquanto que o governo argentino conta com 5% na Aerolíneas e os empregados da companhia, 0,60%.

 

O governo argentino havia solicitado na última quinta-feira (10) intervenção judicial na empresa, a fim de garantir as operações. No dia seguinte, o governo negou que tivesse a intenção de ficar com a empresa aérea.

 

"O governo não tem nenhuma vocação de ficar com a Aerolíneas, nem com a Austral. Intervimos para garantir o serviço público que os argentinos solicitam", disse Julio Alak, representante do estado na Aerolíneas.

 

A empresa reconhece uma dívida de US$ 400 milhões. Segundo fontes dos sindicatos aeronáuticos, os salários dos 9.000 empregados foram pagos com créditos do Banco Nación nos últimos meses.

 

Antes disso, o grupo espanhol havia assinado uma carta de intenções para vender 36,4% da Aerolíneas ao empresário argentino Juan Carlos López Mena e 25% ao estado -- e, posteriormente, 10% para os empregados.

 

A idéia era uma "argentinização" da companhia mediante um sistema similar ao aplicado, no início do ano, na petrolífera Repsol YPF, quando o grupo Petersen, do empresário argentino Enrique Eskenazi, obteve 14,9% da YPF.

 

A Aerolíneas Argentinas foi privatizada em 1990, quando foi adquirida pela espanhola Ibéria. Em outubro de 2001, o grupo Marsans passou a controlar a companhia com quase 95% das ações, por um valor simbólico de US$ 1, enquanto o Estado investiu US$ 700 milhões para cobrir passivos.

 

Fonte: Folha Online

Link to comment
Share on other sites

Archived

This topic is now archived and is closed to further replies.

Guest
This topic is now closed to further replies.
×
×
  • Create New...

Important Information

Saiba os termos, regras e políticas de privacidade