Jump to content

Aquí No Hay Quien Vuele


Guest Herson

Recommended Posts

Aquí no hay quien vuele

 

Dos averías en sendos aviones de Air Madrid produjeron ayer retrasos en Barajas de hasta 60 horas

 

DANIEL VERDÚ - Madrid

 

Viajeros_Air_Madrid_protestan_Barajas_retrasos.jpg

Un grupo de pasajeros de la compañía Air Madrid protestan ayer en el aeropuerto de Barajas por los retrasos de sus vuelos. (LUIS MAGÁN)

ampliar

 

En el hotel Auditorium de Madrid han perdido la cuenta de los pasajeros de Air Madrid que pasan por ahí. "¿#####ántos vuelos? A ver... No sé, es que tenemos cada día", dicen en la recepción. La aerolínea es, aseguran, el mejor cliente que tienen. Ayer por la tarde había pasajeros de tres vuelos distintos (alrededor de 500 personas) que no sabían todavía cuando iban a salir. Llevaban entre 12 y 20 horas esperando, pero esa misma mañana habían despedido a unos compañeros de desdicha que llevaban desde el viernes por la noche intentando viajar a Buenos Aires. "Si salimos esta noche me doy con un canto en los dientes", decía uno.

 

Fuentes de Air Madrid alegaron ayer que dos de los siete aviones de los que dispone la compañía para vuelos transoceánicos están estropeados. Y un tercero, estuvo "muchas horas atrapado en el aeropuerto de Guayaquil porque el recinto estaba en obras". Así que, con cuatro aviones se las han tenido que apañar durante los últimos días.

 

El vuelo Barcelona-Buenos Aires que debía salir el viernes por la noche salió finalmente desde Madrid con el pasaje dividido en dos aviones, que despegaron el sábado por la noche y el lunes por la mañana. El domingo por la noche debía salir otro avión hacia la capital argentina, pero no lo hizo. El pasaje no se lo tomó bien y organizó una pequeña revuelta dentro del mostrador de la compañía. La Guardia Civil tuvo que intervenir para calmar los ánimos y Air Madrid los mandó al hotel Auditorium a pasar la noche.

 

Verónica Mendes era una de las pasajeras de ese avión. Viajaba a Fortaleza -una de las escalas del avión a Buenos Aires- y tenía una conexión con un vuelo a Recife, que, por supuesto, perdió. "Esta mañana han metido a 70 personas en un vuelo que no aparecía en las pantallas y del que no había información. Como si fuera fantasma", aseguró. Su vuelo, supuestamente, debía salir ayer a las nueve y media de anoche.

 

El vuelo de la mañana al que se refiere son, en realidad, dos. Contenían pasajeros con retrasos, algunos con más de dos días. Pero salieron con 30 y 40 sitios libres cada uno mientras en el hotel seguía habiendo viajeros de los aviones reprogramados. "Hemos buscado a los pasajeros y no los hemos encontrado. La compañía no tiene la culpa si ellos no estaban en el hotel", dice Air Madrid. Pero Verónica no se había movido del Auditorium. "No hay información, funcionamos a través de rumores", dice.

 

Otro avión debía salir a Buenos Aires ayer por la mañana y tampoco lo hizo. Se reprogramó para las 21.30 (aunque lo hizo a las 22.42), y supuestamente viajaron en él los pasajeros de ese vuelo y los restantes del que salía el domingo por la noche. O sea, el de Verónica.

 

Al berenjenal, hay que añadirle un vuelo a San José (Costa Rica), que salía ayer a las 11.00 y tampoco despegó. ¿Por qué? "No tenemos avión. Hemos tenido una mala racha y hay dos estropeados. Estamos intentando contratar un subcharter para que haga la ruta", decían desde la compañía. A última hora, aseguraron que iba a salir hoy a las 10.00, con 23 horas de retraso.

 

"Un amigo me advirtió de que no contratara esta compañía. Pero no le hice caso. Y aquí estamos, no tenemos ni el equipaje porque nos lo han hecho facturar sin que hubiera avión", explicaba con cara de pocos amigos un costarricense que volvía a casa de vacaciones. Compró el billete, dice, porque era barato. Le costó 910 euros. "Está claro que no existen las gangas".

 

Amarga luna de miel

 

Ricardo Gómez y Carolina Sala no sabían ayer #####ándo iba a salir su vuelo a San José (Costa Rica). Pero no perdían la sonrisa en ningún momento. Llevaban pocos días casados y parecían empeñados en que nada les estropeara la ilusión del enlace y de la luna de miel que se disponían a iniciar. Pero era difícil.

 

"Nuestros amigos nos habían regalado una noche en un hotel muy especial de San José y nos habían dejado ahí varias sorpresas", explicaba Carolina un poco desilusionada.

 

"Además, al día siguiente habíamos contratado una avioneta que nos tenía que llevar al parque nacional de Corcovado. Claramente, ya la hemos perdido también", añadía Ricardo.

 

Mientras contaban su historia, un pasajero también en retraso, se acercó y les advirtió de que se preparase para pasar por lo mismo en el viaje de vuelta, como le sucedió a él en el de ida. "Uy, al revés no nos importaría", respondía ella.

 

Fonte: EL PAÍS España

Link to comment
Share on other sites

Isso é o que dá quando uma empresa com poucos aviões tenta fazer com que esses poucos aviões operem muitos vôos e destinos...um defeito (que não é nem um pouco dificil de acontecer nesse esquema voar várias horas) e lá vai o nome da Air Madrid de novo nos jornais. Nunca vi uma cia tão "adorada" !

 

Felipe

Link to comment
Share on other sites

A TAP tb sofre o mesmo problema de falta de aeronaves...

 

Mas não chega a ser tão desorganizada como a Air Madrid... E não cria pouso técnico de ultima hora!

Link to comment
Share on other sites

Archived

This topic is now archived and is closed to further replies.

Guest
This topic is now closed to further replies.
×
×
  • Create New...

Important Information

Saiba os termos, regras e políticas de privacidade